España se convierte en la pieza favorita de los inversores extranjeros

La recuperación económica de España está sacando brillo a los activos del país. La reciente OPA de Atlantia sobre Abertis es el reflejo del atractivo que están despertando las empresas españolas entre los inversores extranjeros. Hace diez años, la propia Abertis era la que buscaba oportunidades fuera España para crecer, a la que se unieron Ferrovial, Iberdrola o los grandes bancos en su apuesta por la internacionalización. Pero la gestora de autopistas es la última de una lista de adquisiciones, que incluye la compra de Quironsalud o la fusión de Gamesa, grupos con vocación exterior. Hasta hace poco el principal interés de los activos españoles era por sus precios de derribo.

La cifra de las operaciones corporativas que se están produciendo en España se comienza a acercar a los niveles previos a la crisis económica que hundió al país en una profunda recesión. La oferta de 16.340 millones por parte de Atlantia para absorber Abertis es la más alta en los últimos diez años, la mayor desde la OPA de Enel y Acciona por Endesa, y eleva el volumen de inversión extranjera en activos españoles hasta los 57.000 millones de euros, un 57% más respecto al ejercicio anterior.

“La operación es un voto de confianza para España y muestra la importancia de las empresas en la economía mundial”, explica Mauro Guillén, profesor de administración y de relaciones internacionales de Wharton School de la Universidad de Pensilvania, aBloomberg.

El Economista

Cámara Oficial Española de Comercio e Industria en Bolivia

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *